Durante el 2018 el cine disfrutó de otro récord de taquilla a nivel mundial. El recaudo total fue de casi 41.700 millones de dólares, con un pequeño incremento del 2,7% respecto de las cifras del 2017. A pesar de tener un saldo favorable en los Estados Unidos, China, Reino Unido y Corea del Sur, las cifras fueron negativas para Francia e Italia. El cine en Colombia aparentemente se mantuvo más o menos «estable» con cifras muy cercanas a las del año anterior, subiendo un insignificante 1.4% en taquilla y un 2.3% en asistencia de público. Pero si tomamos en cuenta el impacto de las nuevas salas estrenadas durante el año, el crecimiento real en el 2018 fue casi nulo para el cine en Colombia. Sin lugar a dudas, esta es la primera señal de alerta de la preocupante «desaceleración» en el crecimiento de la industria de distribución y exhibición cinematográfica en Colombia, que desde hace más de 10 años ha venido aumentando sus ingresos y la asistencia a las salas con gigantescos pasos anuales, especialmente en el 2009, 2010 y 2015. Sin embargo, desde el 2017 ya se empieza a visualizar el menor ritmo de crecimiento y para el 2019, es posible que ya empecemos a ver cifras negativas y una gran tendencia a la baja. En cuanto al cine colombiano, que para muchos ingenuos «está en su mejor momento», tuvo una caída inesperada de más de un millón de espectadores en el 2017, y ahora otra de más de un millón y medio en el 2018.

LA TAQUILLA GENERAL COLOMBIANA TUVO UN PEQUEÑO CRECIMIENTO DEL 1,4 % FRENTE AL 2017

Con una entrada total en taquilla de $552,764 millones de pesos (el 1,4 % por encima del 2017) y 63,999,708 espectadores (el 2,3 % por encima del 2017), aparentemente el cine en Colombia logró «pasar el año raspando», pero al tomar en cuenta las cifras generadas por las 95 salas nuevas que se estrenaron durante el año (el 2,2% de la taquilla bruta y 2,2% de espectadores) se nota que en realidad hay un claro retroceso en las cifras y no existe ganancia real sobre el año anterior, como se pensaria en un inicio. Para no ir más lejos, es interesante comparar y analizar el comportamiento del cine argentino, que es el país vecino que más se parecía a nosotros en cuanto a asistencia de cine y posibilidades de taquilla. En el 2015 estábamos por primera vez celebrando haber llegado a la cifra de los 60 millones de espectadores anuales y de haber empezado a superar al país gaucho en las cifras anuales, pero la cifra aterradora de este año (una diferencia de 20 millones de boletas), ya es para empezar a preocuparse por lo que pueda suceder aquí en un futuro no muy lejano.

Taquilla en Millones de Pesos

LAS 17 PELICULAS MAS TAQUILLERAS DEL AÑO EN COLOMBIA

Con una muy buena mezcla de animación, acción en vivo, los mejores efectos digitales posibles, música de toda índole, historias con drama, suspenso humor y un ritmo endemoniado, actores profesionales en personajes inolvidables, películas creadas para toda la familia, dinero a granel para producción, distribución, exhibición y mercadeo, es fácil ver por qué Hollywood se ha ganado el público cinematográfico del mundo año tras año.

Las 19 Millonarias

Aunque el número de películas que sobrepasaron la cifra de un millón de espectadores durante el año se redujo en dos títulos de diferencia con el año anterior, la cifra total de taquilla y asistencia aumentó un poco por encima, manteniendo un balance casi identico entre los dos últimos años. Estas 17 películas, lideradas por la última versión de Avengers Infinity War lograron acaparar el sorprendente 54,8% de la taquilla total en Colombia durante el año y el 53,5% de la asistencia de público, cifras muy significativas dentro del historial del cine en Colombia.

Avengers Infinity War logró superar por muy poquito a Rápidos y Furiosos 7 (2015),dejándola de ganadora indiscutible del honor de ser la película más taquillera en toda la historia del cine en Colombia. De las películas restantes, otra (1) casi llega a los 4 millones de espectadores, cinco (5) sobrepasaron la cifra de los dos millones y diez (10) pasaron tranquilamente por el limite básico del millón de espectadores.

De las 17 producciones, catorce (14) se exhibieron en 3D (con versiones en 2D) y solamente tres (3) se mostraron en pantalla normal, con el consecuente precio más barato de la boleta. Claramente se puede ver que el 3D es fundamental hoy en día a la hora de valorar el impacto de las películas de Hollywood sobre los resultados finales de taquilla.

95 NUEVAS SALAS DE CINE EN EL PAIS

Desde hace varios años, impulsado por el boom inmobiliario de los nuevos centros comerciales en todo el territorio nacional, sigue creciendo el número de salas de cine en el país. Con un aumento del 50,8% sobre las 63 salas del año anterior, Colombia aumentó a 95 salas en el 2018 (6 de ellas en multiplexes ya establecidos), que significan un aumento del 8,9% sobre el total de salas existentes en Colombia a fines del 2017. Así como hay nuevas salas en sitios como Soledad, Itaguí, Quibdó, Mocoa, Restrepo, Mariquita, Ocaña, La Dorada, también se siguen construyendo nuevos complejos en Bogotá, Medellín, Manizales, Valledupar, Villavicencio, y Tunja. En el año las nuevas salas lograron reunir entre todas una taquilla bruta de más de $12,271 millones de pesos y un millón cuatrocientos mil espectadores.

Nuevas Salas 2018

LOS 10 MULTIPLEXES MAS TAQUILLEROS DEL PAIS

Así como en el pasado, Cine Colombia domina casi totalmente la lista de los 10 complejos cinematográficos más taquilleros del país, con 9 multiplexes en total: 7 en Bogotá, 1 en Cali y 1 en Bucaramanga. La cadena de exhibición mexicana Cinépolis es la única por fuera de Cine Colombia en la lista, con el complejo de El Limonar en Cali. Las 111 pantallas o salas que forman este grupo élite tienen un impacto global sobre los ingresos de cine en Colombia del 21,6% de la taquilla total en pesos y el 18,4% del público, cifras levemente menores que las del año anterior.

10 Multiplexes Mas Taquilleros

LOS GRANDES EXHIBIDORES DE CINE

La exhibición cinematográfica en Colombia está dominada por cinco grandes cadenas: Cine Colombia, Cinemark, Royal Films, Procinal y Cinépolis. Entre las cinco tienen el 94,9% de la taquilla y el 93,8% de la asistencia a cine en todo el país, que representa un pequeño descenso del año anterior. A diferencia del año anterior, cuando cuatro de los exhibidores (Cinemark, Royal Films, Procinal y Cinelandia Multiplex) aumentaron su participación porcentual dentro del grupo total y cinco (Cine Colombia, Cinépolis, Cineland, V.O. Cines y Otros) sufrieron una pequeña baja durante el año en comparación con el 2016, en el 2018 solamente Cine Colombia tuvo un aumento significativo en comparación con el 2017.

Exhibidores de Cine - 2018

LOS GRANDES DISTRIBUIDORES DE CINE

Con una significativa subida de sus recaudos en el país, los seis «majors» de Hollywood siguieron dominando el mercado cinematográfico local al captar el 83,3% de la taquilla local y el 82,4% de la asistencia (versus el 80,8% de la taquilla y el 79,4% de los espectadores del año 2017). Por algo el cine de Hollywood es imbatible mundialmente en cuanto a producción y distribución de material cinematográfico.

Distribuidores de Cine 2017

LAS DISTRIBUIDORAS INDEPENDIENTES

A pesar de una pequeña baja de su pedazo de la taquilla colombiana del 13,7% al 12,4% y del 13,7% al 13% de la asistencia, la mayor distribuidora de cine independiente en el país, Cine Colombia, superó ampliamente a sus competidores locales. Quince (15) de sus producciones, del total de 124 distribuidas en el año, lograron superar la cifra mágica de los $1,000 millones de pesos de taquilla bruta cada una. Dentro de este pequeño grupo seleccionado, se encuentran cuatro (4) películas colombianas: Si Saben Cómo Me Pongo, El Paseo 5, El Reality, y Nos Fuimos Pal Mundial (dos de Dago García y dos de Fernando Ayllón).

LAS 15 MAS TAQUILLERAS DE CINE COLOMBIA

15 Taquilleras de Cine Colombia

Como en todos los últimos años, a los restantes distribuidores independientes, como Diamond Films, Cinecolor, Cineplex, Babilla, entre otros, no les quedó otra posibilidad sino la de seguir repartiéndose los sobrantes de cine europeo, francés, español, latinoamericano, independiente norteamericano, mexicano, colombiano, etc., que cada día tienen menos posibilidades de una buena taquilla o de público. De hecho, se puede decir que en el 2018 el cine independiente en Colombia vio mermada sus posibilidades en un 2,5% de la taquilla (alrededor de $13,800 millones de pesos) y el 3% de los espectadores (1’919.991 boletas), debido a la dura competencia de los «majors» de Hollywood y sus taquilleros «blockbusters».

EL CINE «ALTERNATIVO» LUCHA POR SU PEDAZO DE LA TORTA

Con el pasar de los años, bajo la dominación apabullante de las películas en 3D, de los «blockbusters» de Hollywood que no dejan espacios para maniobrar, junto con los cambios radicales en los gustos del público colombiano o -mejor dicho- la casi total renovación del público espectador nacional, el cine «culto» o de «arte “o «especializado» ha pasado a un segundo o tercer plano, con muy poquita repercusión dentro del público que generalmente llena las salas normales con un tipo de cine de grandes masas, pero poco intelecto.

Cine Alternativo 2018

Aunque no constituyen un verdadero circuito unificado de cine, ya que todos son independientes o parte de las cadenas grandes exhibidoras, estos trece (13) complejos o salas, junto con otras cuantas más pequeñas o de programación esporádica, cuentan con unas 33 pantallas dedicadas casi exclusivamente al cine «alternativo», representan el 2% de la taquilla y el 1,8% de la asistencia al cine en Colombia, atienden a un público que escasamente sobrepasa la cifra del millón de espectadores anualmente, pero que se mantiene constante y relativamente fiel año tras año.

Extrañamente, en un año que fue testigo de un mayor aumento en los recaudos de Hollywood y la consecuente baja de los independientes, sorpresivamente se aumentaron en el 2018 los ingresos de estas salas alternativas en comparación con el año anterior.

EN LOS FESTIVALES DE CINE Y MUESTRAS ESPECIALIZADAS, THE CLASSICS Y LA CINEMATECA DISTRITAL SUBEN MIENTRAS OTROS CAEN O DESAPARECEN

La noticia principal dentro del pequeño nicho de Festivales y Muestras Especializadas es la desaparición inesperada de INDIEBO, Festival de Cine Independiente de Bogotá, después de liderar este sector durante tres años consecutivos. Al integrarse totalmente a otras formas de entretenimiento, dejan a un lado su excepcional labor lograda en las salas de cine convencionales. Sus organizadores «creen firmemente en la democratización de la cultura y en el impacto que ésta puede tener en la sociedad y en su transformación. Le apuestan a la inclusión, educación y creación de espacios no convencionales para vivir la cultura y conectar con los habitantes de la ciudad».

Dentro del grupo que ha quedado, sobresalen inmediatamente The Classics Festival, que logró la mejor taquilla ($87’701.300 pesos) y la Cinemateca Distrital de Bogotá, que logró el mayor número de público (18,462 espectadores) a sus diferentes exhibiciones especializadas de Cine Alternativo.

Con cifras levemente superiores al 2016 y 2017, el Bogotá International Film Festival «BIFF», en su cuarto año, sigue en la pelea por la atención del público capitalino, pero no es mucho lo que ha logrado en estos años.

Este sector de la programación anual cinematográfica tuvo un descenso en la taquilla de un poco más de $50 millones, seguramente causado por el hueco dejado por la ausencia de INDIEBO. Con mayor competencia en el número de eventos, éste es un renglón especializado dentro de la exhibición y distribución de cine de calidad que, por su tamaño tan reducido, escasamente llega a una décima parte del 1% de la taquilla total colombiana.

Festivales y Muestras de Cine 2018

EL CINE COLOMBIANO SIGUE PERDIENDO PUBLICO

Aunque la comedia fue de nuevo la protagonista dentro del cine colombiano en el 2018 al totalizar el 70,5% de la taquilla y el 71,6% de la asistencia al cine colombiano, no pudo tapar la mala noticia del millón y medio (1’524.000) de espectadores menos en comparación con el año anterior, que a su vez ya había perdido un poco más de un millón (1’092.000) en comparación con el año 2016. Esa cifra combinada, de más de dos millones seiscientos mil espectadores es un dato muy preocupante en este momento, que se estaba pensando que el cine colombiano estaba en una buena época y que el futuro brillaba para todos. Sin embargo, el cine colombiano desde hace algunos años se ha vuelto más personalista, una extraña mezcla de documental, cine verdad y algo de porno-miseria, aunque tiene gran variedad se ha vuelto de cierta forma más exclusivista; por un lado más dirigido a las comedias de mal gusto y por el otro a las películas hechas pensando en los jurados de los festivales de cine de otros paises y costumbres foráneas, menos adaptables al peculiar y poco sofisticado gusto del público colombiano de hoy en día (el que asiste masivamente a las 17 películas más taquilleras y otras que se le parecen).

Cabe anotar que dentro de la lista de comedias del año, nueve (9) en total, se destacan las cuatro (4) producidas por Dago García Producciones ( El Paseo 5, El Reality, La Pena Máxima, y El Man del Porno) con un total de $5,564 millones de pesos de recaudo y 677,747 asistentes versus los $5,149 millones de pesos y 667,508 espectadores para las tres (3) producidas por Take One Producciones (Fernando Ayllón), Si Saben Cómo Me Pongo, Nos Fuimos Pal Mundial y Santo Cachón, donde a fin de cuentas las cifras son similares, pero Ayllón tiene la ventaja de haber hecho esos números con una película menos que las de Dago García… A la larga, las cifras no son muy altas y las últimas tres producciones en la lista, (Santo Cachón, La Pena Máxima y El Man del Porno), sean de quien sean, son absolutos fracasos económicos difíciles de duplicar.

A pesar de una relativa buena taquilla y asistencia de público al largometraje Pájaros de Verano de Cristina Gallego y Ciro Guerra, gracias a la nominación al Oscar de la Academia de su película anterior El Abrazo de la Serpiente, no fue suficiente para lograr darle una buena calificación a las primeras tres (3) películas del controvertido Estímulo Integral del FDC (Pájaros de Verano, Somos Calentura y Doble), estímulo creado a la ligera dentro de la Convocatoria de Producción del 2014 del FDC para supuestamente darle a los ganadores suficiente financiación para no tener problemas de liquidez a la hora de la posproducción/terminación de los proyectos, junto con una amplia bolsa adicional para lograr una mejor promoción en el momento de la distribución. Se esperaba que los resultados fueran parecidos a los que logran casi siempre las comedias de Dago García y Fernando Ayllón, con taquillas cerca o por encima del medio millón de espectadores en promedio. Sin embargo, las tres películas no lograron cumplir aún con las mínimas esperanzas de sus realizadores: Pájaros de Verano logró reunir (con cierta dificultad) 267,609 espectadores después de 22 semanas en cartelera, Somos Calentura reunió 37,608 boletas en unas 15 semanas y Doble quedó enterrado en el anonimato con escasos 6,395 espectadores en 6 semanas.

De ninguna manera queremos criticar la parte artística y técnica a la que han llegado estas tres producciones, ya que cumplen a cabalidad con todos los requerimientos y exigencias del mejor cine internacional. Sin embargo, al acaparar una buena parte de los dineros disponibles para producción dentro de la restringida «bolsa» anual del Fondo, se cuestionan sus resultados, especialment en la parte de la publicidad y promoción, especialmente en el caso de Doble, que pasó por la cartelera sin dejar rastro, ni para bien ni para mal. De cierta forma, pasó lo mismo con Somos Calentura, que bajo el título inicial de Buenaventura, Mon Amour, prometía un lanzamiento en Colombia y el resto del mundo absolutamente espectacular, fuera de serie. De cierta forma el «pitch» de los productores era el de hacer mucho ruido y colocar la película firmemente en la mente del posible espectador para lograr una taquilla pocas veces vista en Colombia. Tristemente, como sucede con demasiada frecuencia en nuestro país, a la hora de la verdad, a la hora clave de la exhibición nada de esto se vió, o hizo falta el dinero necesario, o los productores se aburrieron ante el reto, o no estaban a la altura de lo que habían prometido, etc., etc., etc.

Cine Colombiano 2018

(NOTA: Los títulos resaltados en color azul son los proyectos ganadores de estímulos del FDC)

Con 35 estrenos en el año (10 menos que el año anterior), el 10,4% de los 338 estrenos del año en el país, el cine colombiano solo obtuvo el 3,1% de la taquilla y el 3,4% de la asistencia, cifras que no resisten comentarios. Desafortunadamente, el cine colombiano sigue produciendo más y recuperando menos con cada año que pasa.

EL CINE INDEPENDIENTE SIGUE DOMINANDO AL CINE COLOMBIANO

La otra noticia significativa del año para el cine colombiano fue la supremacía del cine independiente vs. el cine realizado con estímulos no reembolsables del FDC. Aunque los entes oficiales (Proimágenes y Ministerio de Cultura) nunca lo mencionan -y mucho menos lo destacan- el cine independiente (aquel que no cuenta con ayudas económicas a través de premios o estímulos del estado) es el que verdaderamente sigue siendo el gran proveedor del cine que se exhibe en el país, casi desde el mismo inicio de la implementación de la Ley de Cine 814. Y ni hablar de las cifras contundentes de la asistencia de público anualmente. Para no ir más lejos, en el 2018 con 21 producciones independientes se lograron $12,517 millones de pesos de recaudo (el 72,3% de los estrenos de cine colombiano en el año) vs. los $3,983 millones de pesos de las 14 producciones ganadoras de estímulos del Fondo de Cinematografía FDC (el 23% de los estrenos nacionales).

Desde hace muchos años hemos venido insistiendo en que la Ley de Cine 814 está necesitando urgentemente una «revisión total» de los resultados logrados y un análisis muy objetivo de su gestión después de más de catorce (14) años desde su implementación. Con menos del 1% de la taquilla y la asistencia a cine en Colombia y una caída inusitada en los úlitimos seis años, se puede decir -sin lugar a dudas- que el cine creado a través de los estímulos por convocatoria de la Ley de Cine 814, supuestamente concebido inicialmente para «fomentar la industria cinematográfica» en el país, ya no está cumpliendo a cabalidad con su propósito fundamental de no solamente producir cine, sino también crear y aumentar exponencialmente ese mismo público espectador del cual se debe alimentar la industria para poder sobrevivir dentro de un mundo cada vez más competitivo.

Julio Luzardo
j_luzardo@hotmail.com

Datos estadísticos de CadBox Colombia

Cadbox 170x56